4.1 C
Río Grande
domingo, 4 junio , 2023

A través de una página web se pretende evitar la corrupción en obras públicas

Lo Más Visto

Mediante una página de Internet del Gobierno se podrá saber quién ganó y cuánto cuesta cada proyecto. El sistema se empezó a aplicar en obras de energía.

El Gobierno nacional puso en marcha una plataforma virtual que le permite a cualquier persona corroborar cuáles son las empresas que ganan licitaciones de obras públicas, cuánto cobran por esos trabajos, quiénes pierden en cada compulsa y cuáles son los precios en juego.

El Gobierno busca evitar así los dos principales conflictos que surcan la relación entre el Estado y las constructoras: la posibilidad de que las empresas acuerden entre ellas quién gana y quién pierde en cada concurso (una sospecha que afecta al sector desde siempre) y la sombra de la corrupción.

La nueva herramienta tecnológica está al alcance de quien quiera consultarla en la página www.contratar.gob.ar, y está en la órbita del Ministerio de Modernización, que conduce Andrés Ibarra. Además de difundir el nombre de los ganadores y los montos, todo el proceso se realizará online, desde el acceso a los pliegos de las licitaciones hasta la presentación de las ofertas y los motivos por los que se elige al ganador.

El viernes pasado, Ibarra se reunió con representantes de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), para contarles en detalle cómo funcionará el nuevo esquema de contrataciones, que ya está en marcha y para fin de año deberá ser utilizado por todos los ministerios.

El presidente de la entidad empresaria, Gustavo Weiss, le dijo al diario La Nación: «Estamos totalmente de acuerdo, primero por un problema de transparencia, pero también de sencillez, porque hacia eso va el mundo. Presentar las ofertas en papel es realmente muy complicado. Tenemos que presentar la misma información en todos lados. Y esto nos ayuda muchísimo para que sea más fácil leer y cotizar una licitación. Lo apoyamos decididamente».

  Sampaoli probó a Fazio y Acuña como titulares

Aunque no lo dirán en voz alta, los funcionarios a cargo de la implementación del sistema creen que, con la difusión de los datos por Internet, se eliminarán los denominados «clubes de la construcción», dado que las empresas interesadas en participar de una compulsa difícilmente puedan conocer quiénes son sus competidores hasta la apertura de las ofertas económicas, cuando ya no se pueden cambiar los números presentados con anterioridad.

Con la venta tradicional de pliegos, sostienen quienes están al tanto de la operatoria, era relativamente sencillo para una empresa constructora o un consorcio saber quién había comprado esos documentos y ensayar algún tipo de acercamiento mutuo para acordar precios, por ejemplo.El sistema que inauguró el Gobierno tiene poco tiempo de uso. Hasta principios de mes se habían iniciado 26 solicitudes de gasto (muchas de ellas son licitaciones) por $ 7080 millones.

Algunas de las obras más resonantes que se manejaron por esa vía son las licitaciones para la construcción de tres gasoductos clave para el futuro suministro de zonas con problemas de abastecimiento (el Cordillerano, el denominado «Lechero» y el de Tandil-Mar del Plata), que organizó el Ministerio de Energía.

Noticias Recientes