-4.4 C
Río Grande
viernes, 21 junio , 2024

Después de 40 años actualizaron el mapa de las ciudades con más riesgo de sufrir un terremoto y surgió un dato revelador

Lo Más Visto

Lo hizo el Inpres. Aunque con escalas, mostró que todo el país está sujeto a una amenaza sísmica.

Los terremotos no se pueden predecir en día ni hora. Pero conocer e identificar la potencial amenaza que existe en el territorio nacional puede ser aplicada en los reglamentos de construcción sísmica y en los planes de gestión de riesgo para proteger a la población.

En Argentina, el responsable de medir los sismos es el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres) con base en la ciudad de San Juan, que tiene centrales de medición en todas las regiones del país.

Después de 40 años, el Inpres actualizó el mapa de peligrosidad sísmica. La conclusión es que todo el territorio argentino está sujeto a amenaza sísmica, en distintas escalas de peligrosidad.

El mapa contiene una estimación estadística de las aceleraciones o intensidades máximas de suelo que pueden ocurrir en cada punto de Argentina, medido en un intervalo de tiempo en años y una probabilidad de certeza.

También contiene información sobre la magnitud máxima, profundidad e influencia de las diferentes zonas sísmicamente activas en Argentina, respecto de cada localidad.

Para cada punto del país se pueden obtener todos los cálculos de aceleraciones, espectros y períodos de recurrencia sísmica necesarios para confeccionar los códigos de construcción que requiere la ingeniería de estructuras.

Las estadísticas a partir de las mediciones de los últimos 40 años permiten conocer el riesgo. «Los resultados de amenaza sísmica dependen del período en años y de la probabilidad de que puedan ocurrir», dice el doctor Gerardo Sánchez, responsable del Investigaciones Sismológicas en el Inpres.

Y cita como ejemplo la comparación entre las localidades de Ushuaia y Salta: «Si se consideran 50 años de período y 90% de probabilidad de certeza, la ciudad de Salta tiene mayor amenaza sísmica que Ushuaia; sin embargo, si en vez del 90% se considera el 98% de «probabilidad de certeza», entonces ambas localidades tienen valores de peligrosidad sísmica muy similares».

El terremoto de mayor magnitud sísmica relevado es el de la ciudad de Valdivia, sur de chile, el 22 de mayo de 1960. Tuvo una magnitud de 9,5Mw (Moment magnitude) y.en términos de energía liberada, los científicos calculan que fue 20.000 veces más potente que la bomba lanzada sobre Hiroshima en la Segunda Guerra Mundial.

  Quedateencasa: Personal del Hospital Rio Grande impulsa la campaña de concientización sobre el Coronavirus

Zona roja

San Juan y Mendoza son las provincias con mayor amenaza sísmica del país, seguidas de algunas regiones del noroeste argentino y Tierra del Fuego.

El nuevo mapa detectó ahora zonas con peligrosidad sísmica porque hay más monitoreos de la actividad, como la ciudad de Santiago del Estero, el oeste de Santa Cruz, el noroeste de San Luis, Bahía Blanca, las Islas Malvinas y Tierra del Fuego, la ciudad de La Plata y el Area Metropolitana de Buenos Aires.

Hay que considerar que este mapa se calculó de tal manera que dos construcciones que están separadas 5 kilómetros entre sí, aún cuando pertenecen a una misma ciudad, pueden tener valores distintos de amenaza sísmica. «La potencia del sismo se relaciona también con la distancia a las fuentes sismogénicas más cercanas, y complica la comparación precisa entre localidades», explica el doctor Sánchez.

La actualización del Inpres ha permitido medir con precisión nuevas áreas del territorio. En el caso de Buenos Aires, el estudio revela que sigue siendo una provincia con poca sismicidad, aunque no significa que no puedan ocurrir sismos.

Cómo se actualizó el mapa

Gerardo Sánchez, el investigador del Inpres, explicó a Clarín cómo han podido medir la amenaza sísmica a partir de la tecnología y metodologías adecuadas para obtener mejores resultados que los que ya se conocían.

–¿Cada cuánto se actualiza el mapa sismológico argentino?
–El período de tiempo de actualización del Mapa de Zonificación Sísmica ha sido irregular desde su primera versión en 1964. Las posteriores actualizaciones del mapa fueron publicadas en 1972, 1977, 1983 y 2022.
El último mapa, culminado en noviembre del 2022, contempla datos desde el año 1471 hasta 2019. A partir de ahora, pretendemos mantener un régimen de actualización cada 5 o 10 años como se realiza en muchos países del mundo. De hecho, ya se está trabajando en la próxima actualización para incluir resultados de peligrosidad sísmica para la Antártida Argentina e Islas del Atlántico Sur, y toda la información geológica y sismológica que se recopile hasta diciembre de este año.
–¿De dónde surgen los datos?
–Obtener el nuevo Mapa de Amenaza Sísmica para Argentina implicó un proceso bastante extenso y complejo. La metodología para calcular la peligrosidad sísmica se dificulta significativamente para Argentina, ya que estamos tratando del octavo país con mayor extensión areal del mundo, y coexisten diferentes ambientes y circunstancias sismotectónicas a lo largo y ancho de toda la región. A su vez, esta es la primera vez que se pueden obtener resultados de amenaza sísmica para las Islas Malvinas.
El proceso en su totalidad demoró siete años incluyendo las etapas de confección de un catálogo sísmico completo, incorporación de información geológica, división en zonas, caracterización sismológica de cada zona, aplicación de un modelo de atenuación de aceleraciones de suelo y adecuación de las incertidumbres en un sistema de Árbol Lógico. Luego de completadas todas las etapas, los resultados obtenidos fueron evaluados según varios controles de calidad que incluyen entre otros, comparaciones con registros sísmicos actuales. El circuito de procesamiento y control de calidad se repitió cuatro veces hasta que se obtuvieron los resultados actuales.
–¿Cuáles son las zonas de mayor peligrosidad?
–Las zonas de mayor peligrosidad sísmica en Argentina continúan siendo San Juan y Mendoza, en la región de Cuyo, seguidas por el noroeste argentino. Los resultados en el mapa nuevo muestran que en muchas zonas no existen grandes cambios en cuanto a Peligrosidad Sísmica, principalmente en las ciudades de San Juan, Mendoza, Salta, Jujuy y La Rioja, entre otras.
La poca diferencia con los resultados anteriores en estos casos se fundamenta en que son provincias con sismicidad frecuente y monitoreo sísmico desde hace décadas.
–¿Qué nuevas zonas riesgosas han medido?
–Existen zonas que presentan diferencias significativas entre los cálculos anteriores y los nuevos: la ciudad de Santiago del Estero, el oeste de Santa Cruz, el noroeste de San Luis, el Area Metropolitana de Buenos Aires, La Plata, Bahía Blanca, las Islas Malvinas y Tierra del Fuego, entre otras.
La razón de estos cambios no se debe a un incremento en la sismicidad, sino más bien a la expansión de la Red Nacional de Monitoreo Sísmico del INPRES, a la incorporación de 40 años de datos de catálogos sísmicos y al surgimiento de nuevos procedimientos y programas para el procesamiento de datos de amenaza sísmica. Es esperable que, con todos estos cambios e información nueva, se detecten diferencias con los mapas anteriores.
–¿Habrá que modificar los códigos de edificación de acuerdo a estos nuevos datos?
–No todas las localidades mencionadas presentan mayor riesgo sísmico, en algunos casos los cálculos nuevos presentan menores valores de amenaza sísmica comparados con los anteriores. Uno de los objetivos del Inpres es trabajar para incorporar toda esta nueva información sísmica en los reglamentos de construcciones sísmicas de Argentina. No obstante, todos estos datos y resultados nuevos no son integrados inmediatamente y de manera directa, existen varias etapas de debate y adecuación de los valores obtenidos en este último mapa, antes de llegar a su utilización en los reglamentos municipales y provinciales.
–¿Se pueden predecir los sismos?
–Lamentablemente, aún no se pueden predecir los sismos en ninguna parte del mundo. Este tipo de mapas tiene su aplicación directa en conocer e identificar la potencial amenaza que existe en territorio nacional para ser aplicada tanto en los reglamentos de construcción sísmica, como así también en los planes de gestión de Riesgo a nivel nacional y provincial, análisis de riesgo multiamenaza (como su asociación con potenciales zonas de deslizamiento de laderas), la concientización de la sociedad argentina, estudios de peligrosidad sísmica para grandes construcciones y por sobre todo, para avanzar y mejorar en materia de prevención y mitigación del riesgo sísmico en nuestro país.

  Proyecto de estudiantes fueguinos en "Wikipedia"

CLARÍN

Noticias Recientes