8.6 C
Río Grande
martes, 16 abril , 2024

Perú: expresidente Toledo podría recibir condena a 20 años de prisión por corrupción vinculada a Odebrecht

Lo Más Visto

Este proceso judicial lo afrontará mientras esté en prisión preventiva en la misma cárcel que Pedro Castillo y Alberto Fujimori. Podría ser condenado por 20 años.

Alejandro Toledo, expresidente de Perú, fue extraditado desde Estados Unidos a Lima para transitar un proceso judicial por el que se lo acusa de corrupción. El político de 77 años podría recibir una condena de hasta 20 años de prisión.

El exfuncionario llegó a Perú escoltado por efectivos estadounidenses luego de bajar de un vuelo comercial proveniente de Los Ángeles. Su apariencia era la de un hombre demacrado y estaba cubierto por una manta, que se presume, escondían sus manos esposadas.

Apenas llegó al aeropuerto Jorge Chávez en la capital peruana, Toledo fue conducido hasta una instalación policial en el lugar. Allí se le notificó que quedaba privado de libertad por la vigente orden en su contra de cárcel preventiva por el período de 18 meses. Entre las acusaciones se presenta el lavado de activos, colusión ilegal y tráfico de influencias. Estas acciones habrían sido posibles por la recepción de una coima de aproximadamente 35 millones de dólares que supuestamente pagó la constructora brasileña Odebrecht por la entrega de un tramo de la carretera Interoceánica, que vincula al Pacífico de Perú con el Atlántico de Brasil.

El fiscal del caso, José Domingo Pérez, solicita 20 años de prisión para el político, que logró sortear este proceso durante seis años que estuvo en Estados Unidos. Allí presentó distintos recursos para evitar el proceso pero finalmente se entregó el viernes a las autoridades norteamericanas. “Solo pido que no me maten en la cárcel”, expresó, tras concluir en que la extradición era un hecho y afirmar que padece complicaciones graves de salud, incluido un presunto cáncer.

  Reino Unido: hallan 39 cadáveres dentro de un camión

La prisión que será el destino de Toledo es la de Barbadillo, donde se encontrará con otros dos expresidentes: Alberto Fujimori, condenado a 25 años de encierro desde 2007 por 25 asesinatos, y Pedro Castillo, acusado de sedición por querer cerrar el congreso, aunque aún espera pasar por un proceso judicial. “(Toledo) generó esperanza y terminó siendo un penoso personaje. No se puede decir que gobernó mal, que maltrató a la economía o que fue insensible con la pobreza. Tampoco que fue un gran represor. Pero había algo en él que lo hacía poco creíble, borroso, ridículo incluso”, manifestó el analista Ramiro Escobar.

“Recuerdo adjetivos contra él que claramente rezumaban un racismo torvo. Espero que ahora, cuando finalmente va a caer en desgracia y nos va a ofrecer el triste espectáculo de sus enredadas palabras y sus medias verdades, sepamos distinguir el origen social del personaje de sus actos”, añadió Escobar.

¿Quién es Alejando Toledo, expresidente de Perú?

Alejandro Toledo proviene de una familia humilde, siendo hijo de un albañil y una lavandera de ropas. Nació en el pequeño poblado de Cabana, en los Andes norteños, donde hablaban quechua y creció en la ciudad de Chimbote, donde trabajó como lustrabotas o vendedor ambulante de pescado.

Aunque preveía que iba a vivir en la pobreza extrema, en 1980 obtuvo una beca para ir a estudiar a Estados Unidos. “Cholo de Harvard”, lo denominaron sus rivales en referencia al origen étnico y social que denigraban.

Toledo apareció en la década de 1990 en el mapa político de Perú como un profesor de economía de la universidad de Stanford que dialogaba con amplios sectores. En esos momentos, sintonizó con la pelea contra el gobierno dictatorial de Fujimori, convirtiéndose en alternativa con un discurso de centroderecha, apoyado en las bases económicas del anterior mandato pero con un régimen democrático.

  La influencia humana en las sequías globales se remonta a hace un siglo, según la NASA

Asumió la presidencia en 2001, con el partido Perú Posible que ya no existe, transformándose en lo que llamaron «un error de estadística». Sin embargo, finalizó su mandato con poco respaldo popular, además de ganarse una fama como amante del alcohol.

¿De qué se lo acusa a Alejandro Toledo?

Si bien siempre recibió críticas, nadie esperaba que no pueda explicar qué hacían más de cuatro millones de dólares en las cuentas de su compañía Ecoteva. Este hecho ocurrió en 2016, pero el año siguiente la situación se agravó. Jorge Barata, exrepresentante de Odebrecht en Perú, aseguró que hubo un pago de sobornos de 20 millones de dólares.

“Nunca recibí un centavo mal habido”, expresó Toledo, que asegura que hay una conspiración política contra él. Sin embargo, entre quienes declararon se encuentra Josep Maiman, un empresario que contó que utilizó sus cuentas para recibir el dinero del entonces presidente. La defensa del exmandatario anticipó que solicitará la prisión domiciliaria, pero la Fiscalía ya afirmó que no lo aceptará.

CANAL 26

Noticias Recientes