8.8 C
Río Grande
viernes, 28 enero , 2022

Chile, en crisis terminal: un millón de personas piden la renuncia de Piñera por la desigualdad

Lo Más Visto

Los manifestantes desafiaron el toque de queda para pedir por la implementación de medidas que acaben con la desigualdad económica que llevó al país a la crisis social.

Casi un millón de personas se reunió este viernes en la plaza Baquedano de Santiago de Chile, también conocida como plaza Italia, para protestar por la desigualdad en el país y para reclamar más compromiso por parte del presidente Sebastián Piñera.

A pesar de que el jefe de la Defensa Nacional para la Región Metropolitana, general de división Javier Iturriaga, declaró este viernes el séptimo toque de queda consecutivo para la ciudad de Santiago desde las 23 hasta las 4 del sábado, miles de chilenos siguen en la calle incapaces de postergar su protesta.

El país lleva ocho días inmerso en el caos en el que hubo incendios, saqueos a supermercados y tiendas, y denuncias por torturas y violaciones perpetradas por oficiales de las fuerzas de seguridad, como consta en el Instituto Nacional de Derechos Humanos local.

  Las calles de Estados Unidos se convirtieron en una fiesta demócrata

Hasta el momento se registraron al menos 19 muertes, ya sea en los saqueos o por la acción de carabineros.

Otras ciudades de Chile fueron escenario de protestas similares, y de nuevos episodios de represión por parte de carabineros. En ese marco la sede el Congreso chileno, establecida en Valparaíso, tuvo que ser evacuada hoy a causa de una serie de incidentes ocurridos en sus cercanías.

En todos los casos hubo casi nula presencia de banderas políticas: en vez apareció el pabellón nacional y los emblemas de clubes de fútbol o pancartas con todo tipo de leyendas, como el pedido de renuncia a Piñera.

  Causa de los parques eólicos: la Justicia citó a declarar a Mariano Macri

Este viernes también se decretó toque de queda en Antofagasta y Copiapó en la zona norte, en Valparaíso y Rancagua en la zona centro, y Concepción, Puerto Montt y Osorno en el sur del país.

Al comienzo del conflicto, que empezó el fin de semana pasado a propósito del aumento de la tarifa del subte, el presidente Piñera sostuvo que el país está «en guerra contra enemigo poderoso e implacable», pero lo que más se escuchó en la marcha de este viernes fue que «el pueblo unido jamás será vencido».

El presidente chileno envió esta tarde un proyecto de ley al Congreso para aumentar en un 20% la pensión básica solidaria, que equivale a unos US$151 y es percibida por unos 600 mil jubilados, que representan el 60% del sector más pobre del país.
Además el mandatario ya había dado marcha atrás con la suba de las tarifas del subte.

  Javier Eposto: "si un chico de 15 años va a prisión, a los 19 sale asesino"

La insólita respuesta de Piñera al millón de chilenos que pidieron su renuncia

0037094926

«La multitudinaria, alegre y pacífica marcha, donde los chilenos piden un Chile más justo y solidario, abre grandes caminos de futuro y esperanza», dijo el presidente del país trasandino. Su gobierno está inmerso en una profunda crisis social y política por los problemas de la economía.

El presidente de Chile Sebastián Piñera calificó de “alegre” a la marcha en la que alrededor de un millón de personas pidió su renuncia por las desigualdades económicas y sociales de su país. “Los chilenos piden un Chile más justo y solidario”, describió sobre la movilización más importante de la historia reciente del país trasandino.

“La multitudinaria, alegre y pacífica marcha hoy, donde los chilenos piden un Chile más justo y solidario, abre grandes caminos de futuro y esperanza. Todos hemos escuchado el mensaje. Todos hemos cambiado. Con unidad y ayuda de Dios, recorreremos el camino a ese Chile mejor para todos”, tuiteó Piñera en su cuenta.

  Las calles de Estados Unidos se convirtieron en una fiesta demócrata

La manifestación se concretó ocho días después del inicio de una rebelión popular seguida de represión que dejó al menos 19 muertos, cientos de heridos y más de 2.000 detenidos en ocho días y que llevó al gobierno a declarar el estado de emergencia e imponer el toque de queda por las noches en las grandes.ciudades del país por varias jornadas consecutivas.

Carabineros calculó a la multitud en medio millón de personas, pero con el paso del tiempo otros reportes independientes, como uno de El Mercurio y otro de La Tercera, subieron esa cifra hasta un millón.

  Sonia Castiglione disertó en la Mesa de Políticas Públicas Productivas con perspectiva de género

Muchos carteles exhibidos por los manifestantes exigían la renuncia del presidente Sebastián Piñera, mientras otros demandaban la urgente puesta en marcha de medidas para mejorar la situación de los sectores sociales más postergados por el programa económico vigente.

Fuente:Minuto Uno

Noticias Recientes