4 C
Río Grande
domingo, 19 mayo , 2024

Las ventas en grandes supermercados cayó un 9% en los últimos doce meses

Lo Más Visto

La caída del consumo hizo mella en varios sectores del comercio. Los grandes mercados son los que más cayeron en participación de ventas.

La ecuación que incluye suba de inflación y caída del poder adquisitivo devino en un problema muy grave: una importante baja del consumo. En este contexto, uno de los sectores que más se vio afectado fue el que incluye a los grandes supermercados, especialmente aquellos de mayor superficie (mega mercados o mayoristas), frente a otras opciones o canales de compra como el “almacén de barrio”, despensas y pequeños supermercados.

Es por ello, que desde hace tiempo, los grandes supermercados encararon un abanico de estrategias para salir del estancamiento: Promociones y alternativas. Una de las más utilizadas es hacer foco en los precios, en los canales de comercio electrónico o los programas de lealtad, que permiten ofrecer acciones promocionales segmentadas según el tipo de consumidor.

«Los que más ganaron en ventas son los formatos pequeños, que vienen creciendo y ganando participación. Hoy pesan más en facturación los formatos de cero a 500 metros cuadrados que los de más de 7000 metros cuadrados. Si se junta toda la facturación de esas tiendas chicas facturan más que los grandes. Es un punto más porcentual. El cambio se dio hace algunos meses, cuando siempre fue a la inversa, y la tendencia sigue», destacó Pablo Mandzij, director de retail para Nielsen.

Según los datos de la consultora, en el último semestre las grandes cadenas perdieron dos puntos de participación, pero los más golpeados son los hipermercados.

Para la consultora Kantar Worldpanel el diagnóstico es similar, existe una fuga de clientes hacía los pequeños mercados, y una pérdida de los grandes “hiper”. De acuerdo a los números de la empresa, las cadenas contrajeron su volumen un 9% en el último año móvil a julio.

  Ya funciona la Primera Planta de Procesamiento de Pescado y Mariscos en Almanza

«Del lado opuesto, mayorista y almacenes crece; con alimentos y bebidas como los sectores de mayor aporte. Ambos registraron más viajes. Además, el mayorista supera a los canales hiper y discount en lealtad y pensamos que llegó para quedarse en el mundo del consumidor final. Hoy sólo el 20% de los hogares que compraron en el canal declaran que dejarán el mismo post-crisis», aseguraron.

Desde Scentia, otra firma de investigación de mercado, destacan que hoy la participación de las cadenas de supermercados en la demanda de productos de consumo masivo es de 34,1% del total. Hace dos años era de 35,7%. Otro de los cambios en los hábitos de consumo que se dio este año fue la desconfianza cada vez mayor, en las promociones de las grandes cadenas.

«El comprador está cada vez más informado, compara precios frente a más opciones o un bombardeo de promociones. Las promociones ya no son tan efectivas, se desconfía del valor real del producto, si se subieron los precios antes y si realmente el descuento se hace o no en la caja. También esas promociones de descuento en la segunda unidad obligan a comprar más unidades de las que se necesitan», concluyó Mandzij.

Noticias Recientes