Miércoles 19, diciembre 2018
Pronóstico de Tutiempo.net
A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Juan-Pedro-camino-al-hospital-22-11-18-1

Dejó de ser el hombre más obeso del mundo, pero Juan Pedro aún no cumple su sueño

El mexicano ha perdido alrededor de 300 kilos, pero aún le hacen falta 150. Sin embargo, ya puede caminar.

INFOBAE- Caminar por sí mismo e ir al baño por si sólo era algo impensable para Juan Pedro Franco, un hombre de 32 años que en 2017 llegó a pesar hasta 590 kilos. Ahora puede cambiar su realidad, después de haberse sometido a tres cirugías bariátricas y así poder tener una vida normal.

El joven originario del estado mexicano de Aguascalientes, quien fue reconocido por el Récord Guinness como el hombre más gordo del mundo, se encuentra a 150 kilos de llegar a su peso ideal.

“En dos años, 300 kilos se han ido, derivados de dos cirugías que se le han practicado, son bastantes y no tanto por los kilos que ha perdido, sino por la independencia que ha logrado, que ya no necesite ayuda para hacer sus cosas, como aseo personal”, expresó en entrevista con Infobae el doctor José Antonio Castañeda, quien ha estado a cargo de los procedimientos médicos.

“Fue un paciente que duró 10 años postrado en cama sin poderse mover, ahora ya se mueve por sí mismo, se levanta, camina, se baña, hace sus cosas, sin embargo necesitamos que todavía baje más de peso 150 (kilos) más”, agregó.

En su tercer procedimiento, el cual duró a penas 10 minutos, le colocó una banda gástrica, que funciona como un anillo para regular la cantidad de alimento que recibe su estómago, ahora se encuentra sometido a una rigurosa dieta y a un entrenamiento físico específico para no lastimar sus articulaciones y huesos.

“Éstos seis últimos meses se ha dedicado: le asignamos un preparador físico para que le esté ayudando a hacer ejercicio, todo el día está haciendo alguna actividad física”, comentó el médico.

El llegar hasta este punto no fue nada sencillo para Juan Pedro, quien ganaba 10 kilos por cada año de vida y que su condición económica no le permitía acceder a una oportunidad para evitar que su situación se complicara.

“A los seis (años) ya pesaba casi 60 kilos,  y no fue porque yo me dejara de cuidar sino que fue una enfermedad con la que nací. No había la economía suficiente para salir adelante, además de que en aquél tiempo no había métodos eficientes para bajar de peso más que las dietas”, recordó el paciente.

Y aunque siempre ha tenido una actitud positiva ante su condición, entiende que para las personas es muy fácil emitir un juicio tan severo sin conocer el fondo o lo que estos malintencionados comentarios pueden ocasionar en la autoestima de una persona que está luchando por salir adelante.

Es complicado, a veces la gente juzga y cree que es porque uno quiere estar así, pero la verdad es que pienso que nadie querría llegar al punto de estar en esta magnitud. Me sentía como cualquier persona que tiene una enfermedad muy grave, hay depresión, tristeza, desesperación

Juan Pedro está consciente de que su vida estaba en riesgo, pero ahora con el apoyo de sus doctores, sus intención de respaldar a otros que tengan la misma enfermedad se ha vuelto un motivo más para luchar.

“Mi principal objetivo es recuperarme, seguir como voy, echándole muchas ganas y estoy pensando en hacer una asociación, y muchas otras cosas, pero necesito estar bien yo para poder ayudar a los demás.

“En México los datos de obesidad son alarmantes con respecto al mundo; y las instituciones gubernamentales no tienen ni los recursos o los medios para poder ayudar a gente como yo”, reconoció.

Cuando recibió el reconocimiento como el “Hombre más Gordo del Mundo” no lo hizo con el fin de llamar la atención ni mucho menos como un intento de mofarse de su condición, él lo vio como una oportunidad para salir de esta enfermedad que padecía y que lo tenía con un problema de diabetes, hipertensión arterial y daño pulmonar crónico.

El motivo por el que recibí el Récord Guinness no es algo de orgullo, pero eso fue suficiente para darle a conocer a la gente que sí se puede y que se puede salir adelante con todo lo que te propones

“Esto lo hice para que la gente que también está en mi condición y que no tiene ni fuerzas ni esperanzas vea que sí las hay, y que se puede bajar. Siempre y cuando alcen la voz y pidan ayuda”, afirmó Juan Pedro.

Él conocía los riesgos a los que estaba sometido, pero siempre lo vio con ánimo, no se dejó vencer ni permitió que los demás le contagiaran sus temores, aunque estaba latente la posibilidad de que no despertara de la cirugía.

“El miedo siempre va a existir, pero es más porque la gente que te rodea están ahí para infundírtelo, por hacer comentarios negativos y eso da siempre pie a que estés temeroso de las cosas.

“No creo que no haya una persona en el mundo que no haya sentido miedo al decirle que va a entrar a quirófano, aunque haya miedo siempre tenemos que vencerlo para salir adelante”, expresó.

Y ahora que su problema de obesidad mórbida está a un año de poder concluir y ser sólo un capítulo en su vida, el doctor recalcó la importancia de la prevención y lo destacado que ha sido este caso para la medicina.

“Él es el primer paciente en la historia de la humanidad que se somete a una cirugía y que ha llegado hasta donde está ahorita porque generalmente estos pacientes han muerto”, recordó.

También Podría Interesarle

sssssssssssss

La RAE rechaza el lenguaje inclusivo

Presentó su primer Manual de Estilo del Idioma Español en el que rechaza expresiones del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *